INICIACIÓN A LA FRECUENCIA TURQUEZA

 
 
 

El Rayo Turquesa es el rayo que nos permite dar forma. Mientras que el Rayo Amarillo nos conecta con la energía que despliega todas las posibilidades a nuestro alcance, podemos a través del Rayo Turquesa reconocer variaciones dentro de estas posibilidades y cuáles de ellas resuenan más con nuestro plan de vida y plan creador.

Al mismo tiempo este rayo promueve el intercambio entre todos los estados del Ser y enriquece con ello la creación entera. Aquí el acento está en el intercambio de información más que en el acceso a la información que promueve el Rayo Amarillo.

Este rayo promueve la comunicación en redes y grupos y el intercambio. Sus cualidades son: ligereza, creatividad, el fluir e intercambiar entre planos, creatividad, autoexpresión, capacidades artísticas e inventivas.

Este rayo nos permite reconocer la belleza de la diversidad y de todos los caminos y posibilidades que tenemos a nuestra disposición. El Rayo Turquesa promueve tanto la responsabilidad de cada uno dentro del proceso de la creación como el actuar en comunidad.

Este rayo promueve la apertura y la alegría de contactar con otras personas y nos apoya para diseñar nuestra vida con más variedad y posibilidades. Nos enseña a fluir y a eliminar bloqueos y apegos.

 
La frecuencia del rayo turquesa porta para Nosotros los códigos de Luz necesarios para el despertar de nuestras memorias cósmicas, estos códigos de Luz no necesariamente tienen forma y geometría, son frecuencias sónicas, sin nombre y sin forma que resuenan en nuestro ADN despertando y decodificando las memorias de Unidad y Libertad. 
Estos rayos turquesas permanecen siendo irradiados por el centro galáctico y resonando en lo profundo del Corazón Cristalino de la Madre Tierra. 
A medida que la frecuencia colectiva de la Tierra ha ido aumentando en su vibración, nosotros también hemos aumentamos nuestra vibración y nos hemos hecho conscientes de la Unidad y el AMOR que prevalece en cada uno de nuestros corazones. (Si aún no nos hemos hecho conscientes, basta con manifestar la Intención, pues la Frecuencia ya está en el Planeta lo suficientemente alta para ello). Al reencontrarnos con el Amor y la Maestría Sagrada de nuestro corazón, se derriban todas las barreras del miedo y del ego, nos permitimos enlazar nuestras manos y corazones para juntos establecer la Era de la Unidad en el Planeta Tierra a través del trabajo en conjunto y cooperación.
 
PRECIO: 25 EUROS