El rito del Útero

El Rito 13° del Utero – Sanación del Linaje Femenino

 

Hay un linaje de mujeres que se liberó del sufrimiento y que nos está apoyando para que nosotros también nos liberemos del miedo y del dolor.

Hace nueve meses este linaje espiritual le entregó a Marcela Lobos el 13vo Rito del Munay-Ki, el Rito del Útero, para que lo comparta con todas las mujeres posibles y así traer sanación a la vida en la Tierra.

 

Este linaje femenino, a través de la medicina de la selva, nos ha entregado 13vo rito del Munay-Ki: "El rito del Utero"
 
Hay un linaje de mujeres que se ha liberado del sufrimiento.
Este linaje de mujeres nos recuerda que:

El útero no es un lugar para guardar miedo o dolor; el útero es para crear y dar luz a la vida.

El espíritu femenino de la selva nos recuerda esta vital y simple verdad:
El útero no es un lugar para guardar miedo o dolor; el útero es para crear y dar luz a la vida.
A través de la medicina de la selva, este linaje de mujeres nos ha entregado el 13 rito del Munay-ki: el rito del útero.


Una vez que lo recibes lo compartes a todas las mujeres posibles.

Levantas tus manos e invocas al linaje diciendo:
El útero no es un lugar para guardar miedo o dolor; el útero es para crear y dar luz a la vida.

Activas el rito dentro de ti misma poniendo ambas manos sobre tu vientre y repitiendo:
El útero no es un lugar para guardar miedo o dolor; el útero es para crear y dar luz a la vida.

Transmites esta sabiduría desde tú útero al útero de ella:
El útero no es un lugar para guardar miedo o dolor; el útero es para crear y dar luz a la vida.
Ella confirma que ha recibido esta sabiduría en su útero.
El útero no es un lugar para guardar miedo o dolor; el útero es para crear y dar luz a la vida.
Sanemos nuestro útero; sanemos los úteros de nuestras madres, hermanas, e hijas. Y de esta manera brindémosle sanación a nuestra Madre Tierra.

 

 

 

Nutrir el rito:

Una vez que haz recibido el Rito del Utero nutres su poder con las siguientes prácticas:

 

1.- Si eres una mujer que menstrúa en tu próximo ciclo encuentra un espacio y tiempo íntimo para darle un poco de tu sangre menstrual a la Tierra. Haz un huequito y sangra directamente sobre la Tierra o recolecta un poco de tu sangre en un pequeño recipiente y luego derramarlo en el huequito mientras repites las siguientes palabras:

Suelto mi miedo para abrazar la libertad 
Suelto mi dolor para abrazar la alegría 
Suelto mi rabia para abrazar la compasión 
Suelto mi pena para abrazar la paz

Puedes agregar cualquier palabra o frase que resuene dentro de ti.

 

2.- Si eres una mujer que está en sus años de plenitud, pasada la menopausia, entonces harás un ritual en la próxima luna oscura. Crea un espacio íntimo para ofrecer vino tinto a la Madre Tierra, mientras repites las siguientes palabras:

Suelto mi miedo para abrazar la libertad 
Suelto mi dolor para abrazar la alegría 
Suelto mi rabia para abrazar la compasión 
Suelto mi pena para abrazar la paz

Puedes agregar cualquier palabra o frase que resuene dentro de ti.
Haces este rito al menos una vez y hasta trece lunas para empoderar completamente a tu útero.

 

3.- Si una niña que aún no menstrúa recibe el rito y ella quiere hacer un ritual para honrar su útero, entonces ella debe ofrecerle flores a la luna llena. Esto es porque su útero aún está floreciendo y no ha soltado su primera flor. Ella también puede repetir las palabras:

Suelto mi miedo para abrazar la libertad 
Suelto mi dolor para abrazar la alegría

Ella debe ser guiada a decir solo las dos primeras líneas para que no se sienta agobiada por tanta información y luego puede agregar lo que necesite para su bienestar.

 

4.-Comparte este rito con las mujeres de tu comunidad. Cada vez que lo trasmites refuerzas el poder en tu útero.

 

Preguntas Frecuentes:

 

¿Por qué el 13° y no el 10° Rito?

Antes del Rito del Utero había nueve ritos Munay-Ki.

Aunque el rito del útero es el décimo rito que se nos ha entregado, es un rito femenino por lo cual no tiene que seguir la linealidad.

El linaje que entregó este rito quiere que honremos a las trece lunas de un año, que están conectados a los ciclos de la matriz.

 

¿Si he tenido una histerectomía puedo recibir este rito?

Si tu útero ha sido removido, es aún más importante que reciba este rito. Energéticamente todavía tienes tu útero, y es vital que te vuelvas a conectar con él para recuperar tu sabiduría y poder femenino. Después de recibir el rito, es fundamental que lo nutras en cada luna oscura para sanar cualquier huella de dolor y tristeza, y dar paso a la alegría y la compasión.

 

¿Qué pasa con los hombres?

Toda la vida viene de las entrañas de la Tierra, y todos los hombres vienen desde el vientre de una mujer. Es igual de importante que los hombres se conviertan en guardianes del útero, como lo es de importante para las mujeres.

La forma en que los hombres se convierten en guardianes del útero es comunicándole a las mujeres que apoyan su viaje de sanación al convertirse en guardianes de la Tierra.

 

¿Los hombres pueden participar en la ceremonia?

Si las mujeres que están dando y recibiendo el rito sienten que es apropiado invitar a los hombres a la ceremonia entonces está muy bien.

Cuando los hombres se presentan al servicio de las mujeres y del rito, es tremendamente sanador para todos los implicados.

Los hombres pueden ayudar a establecer el espacio sagrado haciendo que se sienta especialmente seguro para ellas.

Entonces los hombres, se pueden ordenar de forma estratégica en el espacio para que las mujeres se sientan apoyadas en esta sanación. Para realzar su papel, los hombres pueden golpear palitos, como una manera de decir estamos aquí para ustedes como en la foto.

 

¿Los hombres pueden recibir el rito?

Este rito es para sanar el útero y, ocasionalmente, hay un hombre que siente la necesidad de sanar su vientre psíquico. A veces, estos hombres tuvieron experiencias muy traumáticas en los vientres de sus madres, o tuvieron una relación muy disfuncional con el aspecto femenino de la vida.

Si un hombre pide recibir este rito con un corazón sincero, entonces es apropiado compartirlo con él.

 

 

 

Como Nutrir el rito del útero
Una vez que haz recibido el Rito del Utero nutres su poder con las siguientes prácticas:
1.- Si eres una mujer que menstrúa en tu próximo ciclo encuentra un espacio y tiempo íntimo para darle un poco de tu sangre menstrual a la Tierra. Haz un huequito y sangra directamente sobre la Tierra o recolecta un poco de tu sangre en un pequeño recipiente y luego derramarlo en el huequito mientras repites las siguientes palabras:
Suelto mi miedo para abrazar la libertad 
Suelto mi dolor para abrazar la alegría 
Suelto mi rabia para abrazar la compasión 
Suelto mi pena para abrazar la paz
Puedes agregar cualquier palabra o frase que resuene dentro de ti.

 

2.- Si eres una mujer que está en sus años de plenitud, pasada la menopausia, entonces harás un ritual en la próxima luna oscura. Crea un espacio íntimo para ofrecer vino tinto a la Madre Tierra, mientras repites las siguientes palabras:
Suelto mi miedo para abrazar la libertad 
Suelto mi dolor para abrazar la alegría 
Suelto mi rabia para abrazar la compasión 
Suelto mi pena para abrazar la paz
Puedes agregar cualquier palabra o frase que resuene dentro de ti.
Haces este rito al menos una vez y hasta trece lunas para empoderar completamente a tu útero.

 

3.- Si una niña que aún no menstrúa recibe el rito y ella quiere hacer un ritual para honrar su útero, entonces ella debe ofrecerle flores a la luna llena. Esto es porque su útero aún está floreciendo y no ha soltado su primera flor. Ella también puede repetir las palabras:
Suelto mi miedo para abrazar la libertad 
Suelto mi dolor para abrazar la alegría
Ella debe ser guiada a decir solo las dos primeras líneas para que no se sienta agobiada por tanta información y luego puede agregar lo que necesite para su bienestar.


4.-Comparte este rito con las mujeres de tu comunidad. Cada vez que lo trasmites refuerzas el poder en tu útero.